Editorial

Después de un año de ausencia,
Coincidir en el mismo tiempo y en el
mismo espacio regresa a las manos de sus
lectores para continuar con el ritual de la
lectura. En sus páginas, encontrará textos
creativos capaces de despertar emociones
inesperadas.

Cada escrito es una propuesta a sentir,
a reflexionar, a disfrutar su contenido.
¿Acaso el acto de leer no es también uno
de los placeres humanos? Este ejercicio
visual-cerebral excita nuestra mente,
provoca pasiones, sensaciones, juicios de
valor. Algo ocurre en la mente cuando
se lee, con precisión nadie sabe qué es
lo que cambia; pero, insisto, algo ocurre.
Lo único cierto es que leer no es una
actividad indiferente, ya que altera al
individuo, lo transforma, le da razones y
motivos para mirar, con los mismos ojos
pero con nuevas perspectivas, la realidad
en que se encuentra inmerso.

La lectura es una eterna invitación a
recorrer otros mundos, una provocación
intelectual que desafía a la razón prestablecida
y a los argumentos aparentemente
inamovibles. Por eso, quizá, muchos
no creen que leer sea un placer, sino un

riesgo. Un riesgo cuyo peligro máximo es
conocer otras ideas, otras posibilidades,
otros horizontes.

Coincidir pretende ser un buen
pretexto para continuar con el ritual de la
lectura; por ello, se presenta en un formato
más atrayente y se estructura a partir de
un dossier, es decir, una línea temática que
le permite la cohesión en su contenido y, a
la vez, consiente la inserción de textos con
tema libre. En este sentido, el número 4 de
la revista Coincidir presenta el dossier
“gótico”, con la finalidad de ofrecer un
acercamiento a este movimiento cultural
o forma de vida, cuya característica
esencial es la búsqueda en el interior del
ser humano.

Sin más preámbulos, esta editorial
detiene sus palabras para que se cumpla
una vez más el acto personal del lector
con las letras, ya sea por placer, afán de
conocimiento u otro motivo.
Disfrute este ritual de la lectura bajo
su propio riesgo.

Pedro Ramírez